jueves, 10 de noviembre de 2011

Refranes de noviembre

Créditos de la imagen

Por Todos los Santos (1 de noviembre), la nieve en los altos.
Por Todos los Santos, nieve en los campos.
Por San Andrés (30 de noviembre) hielo en los pies.
De San Martín (11 de noviembre) en adelante, ya no hay diablo que aguante.
De mitad de noviembre en adelante, el invierno es constante.
En llegando San Andrés, invierno es.
Indican que noviembre es el primer mes verdaderamente invernal.

Dichoso el mes
que empieza por Todos Los Santos
y termina por San Andrés.
Este refrán enmarca el mes de noviembre en el santoral.

A cada cerdo le llega su San Martín.
Es típica la matanza del cerdo por San Martín, para preparar provisiones de cara al invierno. Pero el significado de este refrán va más allá de la ceremonia de la matanza del cerdo. Indica que a todo aquél que va haciendo el mal, le llega el momento de pagar sus fechorías.

30 días trae noviembre, con abril, junio y septiembre; de 28 solo hay uno, y el resto 31.
Este refrán ayuda a recordar cuántos días tiene cada mes.

Antes de Santa Flora (24 de noviembre), ya no tiene hojas la mora.
En noviembre los árboles de hoja caduca pierden sus últimas hojas.

En noviembre, el labrador are y siembre.
En noviembre, el que tenga que siembre.
Por San Andrés, lo que había de sembrarse, sembrado esté.
Estos refranes nos comentan que noviembre es el mes de realizar el sembrado de invierno.

Por San Martín el ajero, planta ajos con el dedo.
Hay dos fechas en el calendario en las que, el refranero, aconseja que se planten los ajos: San Martín (11 de noviembre), y San Blas (3 de febrero: por San Blas, planta ajos y comerás).

Créditos de la imagen

Si en noviembre oyes que truena, la siguiente cosecha será buena.
Las lluvias de noviembre favorecen las cosechas.       

Por Santa Catalina, (25 de noviembre) prevente de leña y harina.
En las zonas rurales se preparan las provisiones para afrontar el invierno.

Por Santa Catalina, la berza es gallina.
Cualquier alimento es valioso cuando se aproximan los rigores invernales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.