miércoles, 28 de septiembre de 2011

¿Hay vida en el más allá?

Créditos de la imagen
Discutían en cierta ocasión un sacerdote y un ateo sobre la existencia de vida después de la muerte. En un momento de la conversación dice el ateo:
      -       Padre, en este debate usted tiene ventaja, porque si tiene razón, en la otra vida podrá recordarme que usted estaba en lo cierto. Pero si soy yo quien tiene razón, nunca podré recordarle nada.

lunes, 26 de septiembre de 2011

Tener y ser, no son lo mismo.

FRASE.
Créditos de la imagen




El día de tu muerte sucederá que lo que tú posees en este mundo pasará a manos de otras personas. Pero lo que tú eres será tuyo para siempre.

El dinero no da la felicidad ...

Créditos de la imagen.


El dinero no da la felicidad, pero la miseria tampoco.

Frase que alguna vez oí, y que he hecho mía.

domingo, 25 de septiembre de 2011

Oración simple



Antes de empezar.

Existen diferentes formas de clasificar, organizar y definir las oraciones gramaticales. En esta lección seguimos la clasificación hecha por el Currículo de las enseñanzas de la lengua y cultura españolas para alumnos españoles residentes en el exterior.
Este currículo se estructura en tres Etapas: Etapa A, Etapa B, y Etapa C, que a su vez se dividen en diferentes niveles.
El Currículo de las enseñanzas de la lengua y cultura españolas está elaborado siguiendo las directrices del Marco común europeo de referencia para las lenguas.
                                        
ORACIONES.
Utilizamos las oraciones para comunicarnos con otras personas, o para expresar lo que pensamos o lo que sentimos.
Por su complejidad y estructura, las oraciones pueden ser SIMPLES Y COMPUESTAS.

ORACIÓN SIMPLE.
Es aquella que está formada por una o varias palabras con significado propio.
Esta definición no es muy precisa, pero es útil, pues expresa perfectamente el concepto de oración simple.

TIPOS DE ORACIONES SIMPLES.
Clasificamos las oraciones simples en:
-       Oraciones según la actitud del hablante.
-       Oraciones según la naturaleza del predicado.

Según la actitud del hablante.
-        Enunciativas o declarativas. Informan de un hecho tal como es. Pueden ser afirmativas y negativas. Son las oraciones más usadas en la comunicación diaria.
Soy español.
No soy canadiense.

-        Interrogativas. Formulan una pregunta, y demandan una contestación.
¿Cómo te llamas?
¿Cuántos años tienes?
¿Dónde vives?

-        Dubitativas. Expresan duda.
A lo mejor viene mi hermano.
Por lo común las oraciones dubitativas se construyen en modo subjuntivo.
               Quizás llueva mañana.
               Es posible que esta tarde vayamos al cine.

-        Exclamativas. Expresan alegría, sorpresa, admiración, tristeza, malestar …
¡Cuánto tiempo sin verte!
¡Qué libro tan interesante!

-        Exhortativas o imperativas. Mediante ellas se expresan consejos, órdenes, prohibiciones, ruegos.
Los modos verbales de estas oraciones son el imperativo y el subjuntivo.
Ponte a estudiar.
No vengas muy tarde.
Dile que llegaré pasado mañana.

-        Pasivas. Cuando en una oración el objeto directo se convierte en sujeto paciente, y el sujeto se convierte en complemento agente, la oración pasa de ser activa, a pasiva. Además el verbo se convierte en una perífrasis formada por el verbo ser + participio.
Juan lleva reloj  (activa).  El reloj es llevado por Juan. (pasiva).
El camarero ha servido la sopa (activa). La sopa ha sido servida por el camarero. (pasiva).

Según la naturaleza del predicado.
-        Impersonales con haber, hacer, y verbos de fenómenos atmosféricos. Son oraciones que carecen de sujeto.
Hace falta dinero.
Hay que tener cuidado.
Llueve mucho.
Nieva copiosamente.
          También se construyen oraciones impersonales con “se”.
                    Se habla español.
                    Se realizan trabajos a domicilio.

-        Copulativas o atributivas. Estas oraciones simples tiene el verbo ser, estar, parecer, y resultar. Los verbos copulativos sirven de unión entre el sujeto y un atributo o cualidad del sujeto.
(Nosotros) Somos profesores.
Miguel parece contento.
Los alumnos están sentados.

-        Transitivas e intransitivas.
Oraciones transitivas son las que precisan de objeto directo para completar el significado del verbo.
Mi hermano es un buen corredor.
María trajo un ramo de flores.
La niña bebe agua.
Oraciones intransitivas son las que no precisan de objeto directo para completar el significado del verbo.
Leticia estudia.
Francisco pasea.
Alicia sonríe.
La mayoría de los verbos pueden encontrase en oraciones transitivas e intransitivas.
José come / José come queso.
Mara dibuja / Mara dibuja un retrato.

-        Reflexivas. Son aquellas oraciones en las que el sujeto realiza y recibe la acción del verbo.
Marta se lava las manos.
Mi padre se afeita.

-        Recíprocas. Constituyen una variante de oración reflexiva en la cual, dos o más sujetos realizan, y a la vez reciben, la acción del verbo.
Los dos hermanos se abrazaron.
Carla y Manuel se escriben emails todos los días.

-        Desiderativas. Expresan deseo.
Ojalá pudiera llegar a tiempo.
Me gustaría verte mañana.

lunes, 19 de septiembre de 2011

domingo, 18 de septiembre de 2011

La familia Telerín - vamos a la cama

En la mitad de los años 60 se empezó a emitir en Televisión Española, La Familia Telerín, un programita de apenas cincuenta segundos que señalaba el final de la programación infantil, e indicaba que había llegado la hora de que los más pequeños de la casa nos fuéramos a la cama.
El programa alcanzó fama mundial, y aún hoy en día se sigue emitiendo en algunos países.
La Familia Telerín está compuesta por Cleo, Teté, Maripí, Pelusín, Colitas y Cuquín.
Oír la música y ver el vídeo me trae emotivos recuerdos.
Este es el vídeo en su primera versión.





Y esta es la letra de la canción:

Traigo un recado de parte de la tele:
ya va siendo hora
de que los peques
nos vayamos a la cama.

¡¡Hale!!

Vamos a la cama
que hay que descansar,
para que mañana
podamos madrugar.

(bis)

sábado, 17 de septiembre de 2011

Tiempo de vivir

Fragmento de
"La tragicomedia de Calixto y Melibea"
(La Celestina)
obra de Fernando de Rojas.






Nadie es tan viejo que no pueda vivir un año más, ni tan mozo que hoy no pudiese morir.

La mona



Créditos de la imagen
 FÁBULA
Subió una mona a un nogal
y cogiendo una nuez verde,
en la cáscara la muerde,
aunque le supo muy mal.

Arrojóla el animal
y se quedó sin comer.

Moraleja:
 Así suele suceder
a quien su empresa abandona,
porque halla, como la mona,
al principio qué vencer.

Félix García Samaniego

Vocabulario y expresiones.

Nogal, sustantivo. Árbol cuyo fruto son las nueces.
Nuez verde. Nuez que aún le falta tiempo para estar madura.
Cáscara, sustantivo. Corteza o envoltura de algunos frutos.
Arrojóla. Forma contracta (o contracción) de “la arrojó”. Poco usada en el lenguaje común.
Suceder, verbo. Ocurrir algo.
Suele suceder. Que algo ocurre con frecuencia.
Qué vencer. Tener una dificultad para hacer o conseguir algo.

viernes, 16 de septiembre de 2011

En la prosperidad



En la prosperidad, nuestros amigos nos conocen; en la adversidad, nosotros conocemos a nuestros amigos.
 John Churton Collins

jueves, 15 de septiembre de 2011

Depende del punto de vista


Créditos de la imagen
 CHISTE

   -        Por favor, ¿podría decirme donde está la acera de enfrente?
   -        Sí claro, cruce al otro lado de la calle, y allí está la acera de enfrente.
   -        ¡Pero cómo!, acabo de preguntar en el otro lado de la calle, y me han dicho que la acera de enfrente está aquí, en este lado.

martes, 13 de septiembre de 2011

Sólo le pido a Dios

CANCIÓN
Hemos hablado de indiferencia en una entrada anterior del blog. Ahora proponemos esta canción de Mercedes Sosa, que pide a Dios no ser indiferente ante el dolor, ante la injusticia, ante la guerra, ante el engaño, ante el futuro, ante ... la vida.



Sólo le pido a Dios
que el dolor no me sea indiferente,
que la reseca muerte no me encuentre
vacía y sola sin haber hecho lo suficiente.

Sólo le pido a Dios
que lo injusto no me sea indiferente,
que no me abofeteen la otra mejilla
después que una garra me arañó esta suerte.

Sólo le pido a Dios
que la guerra no me sea indiferente,
es un monstruo grande y pisa fuerte
toda la pobre inocencia de la gente,
es un monstruo grande y pisa fuerte
toda la pobre inocencia de la gente.

Sólo le pido a Dios
que el engaño no me sea indiferente
si un traidor puede más que unos cuantos,
que esos cuantos no lo olviden fácilmente.

Sólo le pido a Dios
que el futuro no me sea indiferente,
desahuciado está el que tiene que marchar
a vivir una cultura diferente.

Sólo le pido a Dios
que la guerra no me sea indiferente,
es un monstruo grande y pisa fuerte
toda la pobre inocencia de la gente,
es un monstruo grande y pisa fuerte
toda la pobre inocencia de la gente.

Ignorancia o indiferencia

Créditos de la imagen
CHISTE

   -       Paco ¿qué es peor,  la ignorancia o la indiferencia?

   -       Ni lo sé, ni me importa.

Tres clases hay de ignorancia: no saber lo que debiera saberse, saber mal lo que se sabe, y saber lo que no debiera saberse.

El ladrón

Créditos de la imagen
FÁBULA
Por catar una colmena
cierto goloso ladrón,
del venenoso aguijón
tuvo que sufrir la pena.
La miel, dice, está muy buena:
es un bocado exquisito;
Por el aguijón maldito
no volveré al colmenar.

Moraleja:
¡Lo que tiene el encontrar
 la pena tras el delito!

Félix García Samaniego

 
Vocabulario y expresiones.

Catar, verbo. Probar un alimento para averiguar su sabor.
Cierto, adjetivo. Cuando la palabra “cierto” va precedido de un sustantivo (cierto niño, cierto ladrón), significa “indeterminado” o “incierto”, es decir, justo lo contrario de “cierto”. Así, “cierto ladrón” quiere decir que no conocemos al ladrón.
Goloso, adjetivo. Que le gustan mucho los alimentos dulces.
Aguijón, sustantivo. Órgano puntiagudo de algunos insectos y otros animales, por el que inyectan veneno para atacar y defenderse.
Bocado exquisito. Alimento sabroso y muy fino.
Maldito, adjetivo. Que tiene maldad e intención de hacer daño.
Colmenar, sustantivo. Conjunto de varias colmenas.
Moraleja, sustantivo. Enseñanza que se deriva de un cuento o de una fábula.
¡Lo que tiene el encontrar la pena tras el delito!, Cuando el castigo es inmediato al delito, es más probable que  la conducta delictiva desaparezca. En psicología recibe el nombre de "principio de contingencia".

domingo, 11 de septiembre de 2011

El saber no ocupa lugar


Imagen: Marita, Lety y Juanfra

REFRÁN

Este refrán popular español es un mito, y con la información que actualmente se tiene del cerebro, sabemos que es falso. La capacidad del cerebro para aprender no es ilimitada.


Dice el neurólogo español Don Francisco Mora que aprender ocupa lugar y tiempo. El aprendizaje es un proceso que ocurre en el cerebro. Intervienen muchas áreas pero, finalmente, se deposita en una región que denominamos hipocampo, al menos para las memorias que llamamos conscientes o explícitas. Y el aprendizaje y la memoria significan, en última instancia, cambiar el cerebro. Y hablo de física y química, de conexiones. Las sinapsis cambian con el proceso de aprendizaje”.
Así que … el saber sí ocupa lugar, y necesita de tiempo, dedicación, y esfuerzo.

Estudiar un idioma a partir de los 50 años es clave para mantener joven el cerebro

Créditos de la imagen
 Leyendo en “El Blog para Aprender Español” he encontrado una entrevista realizada en “El Faro de Vigo” a Don Francisco Mora, Doctor en Neurociencias y catedrático de Fisiología Humana en la Universidad Complutense de Madrid.
Me ha interesado especialmente un fragmento de esta entrevista, titulada: "Estudiar un idioma a partir de los 50 años es clave para mantener joven el cerebro". Así que transcribo este fragmento:
– ¿Cuáles son las claves para mantener joven el cerebro?
– La primera y más importante es comer menos de lo que comemos, hay una larga historia detrás de esto, pero está demostrado. El segundo es practicar ejercicio físico aeróbico porque produce un aumento en las neuronas nuevas que crecen en el cerebro, en las áreas que codifican para aprender y memorizar. La tercera es tener una vida intelectual muy activa. Junto a estas tres claves, las que nos quedan son: no vivir solo, dormir siempre sin luz porque se segrega una hormona que es antioxidante y nos repara de los daños celulares que existen, viajar mucho porque significa constantemente estar cambiando el panorama perceptivo y estudiar algo nuevo cada día. En este campo recomiendo aprender un idioma independientemente de cuántos se conozcan a partir de los 50 años porque es una exigencia para el cerebro. El cerebro no entiende de leer una novelita ni de mirar la televisión pasivamente o charlitas relajadas; el cerebro entiende de exigencias. Aprender un idioma retrasa incluso la aparición de la enfermedad del alzheimer hasta seis años. Otra clave para retrasar el envejecimiento cerebral es no fumar porque, y hoy lo tenemos muy bien contrastado, el fumador adelanta catorce años las enfermedades que aparecen con el envejecimiento y muere siete años antes que la población que no fuma. Más aún, las capacidades cognitivas de aprender y memorizar descienden cinco veces a velocidad superior que el que no fuma. La otra y última clave es la denominada "reserva cognitiva", que es la capacidad de poder almacenar en la juventud lo que podemos utilizar durante el envejecimiento para retrasar la aparición del deterioro.

En esta entrevista al Doctor Mora se evidencia que, también respecto al cerebro, cosechamos lo que hemos sembrado durante la vida. Y que el estilo de viva es la mejor opción que tenemos (cuando no la única) para propiciar (que no garantizar), el funcionamiento óptimo de nuestro organismo.