domingo, 26 de junio de 2011

Fábula. El caballo, el gallo y el pito.



Postalitas cubanas.
Album: El Zoológico. Ediciones Mariví.

Érase una mañana bien temprano, cuando el caballo se preparaba para ir a la ciudad con el granjero, en busca de víveres.





Postalitas cubanas.
Album: El Zoológico. Ediciones Mariví.
 - ¿A dónde vas? Preguntó el asno desde la puerta del establo, antes de ir a la fuente a por agua.
- Voy a la ciudad con el granjero a traer provisiones —respondió el caballo.
- Ya que vas a la ciudad, me traes un pito —dijo el asno.
- Mmm, bueno —dijo el caballo, que aún esperaba del asno el pago de otros encargos.


Postalitas cubanas.
Album: El Zoológico. Ediciones Mariví.
Seguidamente pasó delante de él el rebaño de ovejas camino de los pastos.
- ¿Vas a la ciudad, caballo? —preguntó el carnero.
- Sí, allí voy con el amo a traer víveres —respondió el caballo.
- ¡Pues me traes un pito! —le gritó el carnero, mientras se alejaba con rapidez con el resto del rebaño.
- Mmm, vale —respondió el caballo, sabiendo que el carnero tenía la costumbre de encargarle cosas a todo el mundo.


Postalitas cubanas.
Album: El Zoológico. Ediciones Mariví.
 Justo antes de partir hacia la ciudad lo saludó el gallo.
- Buenos días caballo, ¿a dónde vas?
- Buenos días gallo, voy a la ciudad con el granjero a traer suministros para la granja —contestó el caballo.
- ¿Podrías traerme un pito? —preguntó el gallo.
- Mmm, de acuerdo —dijo el caballo.

Entonces el gallo salió volando hacia el gallinero, y “en menos que canta un gallo” regresó —no sin esfuerzo— con una bolsa en el pico.
 - Ten caballo —dijo el gallo. En esta bolsa hay suficiente trigo para pagar el pito.

El caballo tomó la bolsa y dijo:
- Gallo ¡tú pitarás!

Y desde entonces el gallo, agradecido, canta en las mañanas, bien temprano, anunciando la llegada del nuevo día.

La moraleja de esta fábula tiene tres partes:
1º. No es aconsejable intentar el abuso hacia quien nos va a hacer un favor.
2º. “Educación y buenos modales, abren puertas principales” (refrán popular). Sea usted una persona educada.
3º. “Es de bien nacido ser agradecido” (refrán popular). ¡Agradezca!
El agradecimiento es la parte principal de una persona de bien” Francisco de Quevedo.

Esta fábula se basa en cuentos populares escuchados de nuestros mayores.

Refranes y expresiones populares:
- “En menos que canta un gallo”.
- “Educación y buenos modales, abren puertas principales”.
- “Es de bien nacido ser agradecido”.


© del texto sin "entrecomillar", Lety y Juanfra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.